Glosario

La bomba
Definición

Se usa una bomba cuando en una instalación debe moverse un fluido, ya sea caliente o frío. En otras palabras, y en manera técnicamente más apropiada, la bomba es una máquina hidráulica operadora que tiene la función de aumentar la energía (mecánica) de un líquido, o sea, cede al líquido que la atraviersa, en la medida permitida por su rendimiento, una parte de la energía que recibe del motor de arrastre.
A este punto podemos hacer una gran distinción en base al motor de arrastre:
- se habla de electrobomba cuando la energía mecánica necesaria para la rotación de la bomba es suministrada por un motor eléctrico;
- mientras que se habla de motobomba cuando esta energía es suministrada por un motor térmico (de explosión, diesel, etc.).
En este estudio hablaremos sólo de las electrobombas y más adelante nos detendremos para describir las características principales de los motores eléctricos de arrastre, por dos razones:

1) el uso de los motores eléctricos es preponderante;
2) Pentax produce y vende electrobombas.
Vista la definición, podemos entrar en la descripción de la bomba comenzando por las características fundamentales que describen el funcionamiento:

  1. caudal;
  2. altura manométrica;
  3. potencia;
  4. rendimiento;
  5. velocidad;
  6. NPSH.
Caudal

El caudal de la bomba es el volumen útil de líquido erogado por la bomba en una unidad de tiempo.
Generalmente se indica con Q y se mide en m3/s, m3/h o en l/min.

Altura manométrica

La altura de elevación (total) de la bomba es el incremento de energía adquirido por 1 kg de líquido entre la sección de entrada y de salida de la bomba misma; generalmente se indica con H y se mide en J/kg o en m de líquido transportado (m C. L.). Es mucho más cómodo hablar no de altura de elevación sino de altura de elevación manométrica, indicada con Hman y medida en m C.A. (metros de columna de agua): decir que determinada bomba da un caudal de 3 m3/h con una altura de elevación manométrica de 12 m C.A., significa que esta bomba logra elevar una cantidad equivalente a 3 m3/h hasta una altura máxima de 12 m. Vale la relación: Hman [m C.A.] = H[m C.L.] * ?[kg/dm3], con ? = masa volumétrica del líquido transportado.


Todas las bombas disponen de una placa donde se indica claramente, entre otras cosas, el caudal, la altura de elevación manométrica y su interconexión. Pero estos dos parámetros no son fijos sino que varían entre ellos en modo inverso: cuando aumenta uno disminuye el otro y viceversa. Si los varios puntos de funcionamiento de una bomba son reportados en un diagrama cartesiano, donde en el eje de las abscisas se pone el caudal y en el eje de las ordenadas la altura de elevación manométrica se obtiene la llamada característica Q - Hman de la bomba (fig. 1).

Figura 1 - Curva característica de una bomba centrífuga.

La curva característica puede ser "plana" o "empinada" según el proyecto de la bomba y según la instalación en la cual debe introducirse. Como puede verse en la figura 2, las bombas que presentan una curva característica plana dan lugar a débiles variaciones de altura de elevación y fuertes variaciones de caudal, mientras que las bombas que presentan una curva característica empinada dan lugar a pequeñas variaciones de caudal y elevadas variaciones de altura de elevación. Por lo tanto deben preferirse las bombas del primer tipo cuando se desee una altura de elevación más o menos constante con un caudal variable dentro de amplios márgenes (por ejemplo bombas para instalaciones antincendio); viceversa deben preferirse las bombas del segundo tipo cuando se quiera un caudal prácticamente constante con altura de elevación variable dentro de un campo relativamente amplio (por ejemplo en el caso de bombeo de pozos en los cuales se desean en general caudales constantes incluso en presencia de elevadas variaciones del desnivel geodésico).

Figura 2 - Curvas características plana y empinada.

Potencia

Existe la potencia suministrada al líquido por la bomba:
Pu[W] = g[m/s2] * ?[kg/m3] * Q[m3/s] * H[m C.L.], siendo g[m/s2] la aceleración de gravedad generalmente equivalente a 9,81 m/s2.
Existe después la potencia Pnom absorbida por la bomba, o sea, relativamente al caso de las electrobombas, la potencia cedida por el motor eléctrico al eje de la bomba.
Finalmente existe la potencia Pabs absorbida por el motor eléctrico de arrastre de la red de alimentación.
 

Rendimiento

El rendimiento ?p de la bomba es el razón entre la potencia Pu suministrada al fluido y la potencia Pnom de la bomba (o sea la potencia mecánica rendida por el motor eléctrico): ?p = Pu / Pnom.
Existe también el rendimiento ?mot del motor eléctrico, definido como el razón entre la potencia absorbida por la bomba y la absorbida por el motor: ?mot = Pnom / Pass.
IEn el caso de electrobombas se habla frecuentemente de rendimiento del grupo, éste es el razón entre la potencia suministrada al fluido y la potencia absorbida por el motor: ?gr = Pu / Pass = ?p* ?mot. Conviene subrayar que el rendimiento ?gr del grupo es un parámetro muy importante para una electrobomba: cuanto más elevado es su valor menor es el gasto en términos de energía eléctrica y en definitiva en términos de dinero, que debe sostenerse para que la electrobomba cumpla determinado trabajo.

Velocidad

La velocidad de rotación es el número de vueltas cumplidas por la bomba en una unidad de tiempo; generalmente se indica con n y se mide rpm.
Todas las electrobombas Pentax disponen de motor asincrónico de 2 polos; considerando la carrera media de los motores y siendo la energía eléctrica atribuida generalmente en redes con frecuencia equivalente a 50 ó 60 Hz, es más o menos n(50 Hz) = 2750 - 2950 rpm y n(60 Hz) = 3300 - 3550 rpm.

NPSH

Este parámetro indica la incapacidad de la bomba de crear el vacío absoluto, o sea la incapacidad de todas las bombas centrífugas de aspirar a una altura igual o superior a 10,33 m (que corresponde generalmente al valor de la presión atmosférica al nivel del mar).
Desde el punto de vista físico, el NPSH indica la presión absoluta que debe existir en el ingreso de la bomba para que no surjan fenómenos de cavitación. Cuando una bomba trata de aspirar cierta cantidad de líquido de una profundidad superior a la permitida por sus características, sucede precisamente el fenómeno de la cavitación, el rodete interrumpe el venero y por consiguiente se forman pequeñas burbujas de vapor; poco después estas burbujas forman implosiones generando un ruido parecido a un martilleo metálico y crean serios daños a las piezas hidráulicas de la bomba.
Esta es pues la razón por la cual todo fabricante de bombas indica claramente, entre las características de sus máquinas, la máxima altura de aspiración, o suministra la curva NPSH en función del caudal. Máxima altura de aspiración Hmax y NPSH están ligadas entre ellas por la relación:

Hmax = A - NPSH - Hasp - Hr (m)

donde A = presión absoluta en m existente en la superficie libre del fluido en el depósito de aspiración: si se aspira por un depósito "abierto", o sea a contacto con la atmósfera, A equivale a la presión atmosférica;
Hasp = pérdidas de carga en la conducción de aspiración en m;
Hr = tensión del vapor del líquido transportado en m.
El NPSH es influenciado por el valor del caudal: crece con el aumento de este último y de ésto resulta que para reconducir la bomba a un funcionamiento normal, a menudo es suficiente parcializar la compuerta de válvula en modo apropiado para reducir así el caudal de la bomba misma.
Como puede notarse por la expresión apenas escrita, para aumentar la máxima altura de aspiración de determinada bomba se pueden disminuir las pérdidas de carga Hasp de la conducción de aspiración: por ésta razón siempre es conveniente montar en aspiración una tubería cuyo diámetro interno sea lo más grande posible.

Instalación
Curva caracteristica

En una instalación (hidráulica) de elevación se distinguen:

  •   el canal o la cisterna de aspiración, o sea "el ambiente" donde la bomba preleva el líquido;
  •  la conducción o tubería de aspiración, mediante la cual el líquido es aducido a la bomba (inexistente sólo en las instalaciones con bombas con cuerpo sumergido);
  •   la conducción o tubería de salida, a la cual la bomba envía el líquido;
  •   el canal o la cisterna de salida, o sea "el ambiente" en el cual la bomba introduce el líquido elevado.

La energía necesaria para llevar 1 kg de líquido de la cuba de aspiración a la de salida es:

Hi = (Hm - Ha) + Hg + Hp (m)

donde:

* Hm y Ha expresados en m C.L. son las presiones en las superficies libres del líquido respectivamente en las tinas de salida y de aspiración: si las dos tinas están a la presión atmosférica, el término (Hm- Ha) es nulo;
* Hg es el desnivel geodésico en metros de la instalación: los ejemplos de la figura 3 indican cómo debe medirse;
* Hp son las pérdidas globales de carga en metros, de la conducción de aspiración (si existe) y de salida. Las pérdidas de carga son las pérdidas que intervienen en el desplazamiento del líquido: pueden ser "continuas" o "accidentales". Las primeras son debidas al rozamiento entre fluido y tubería mientras que las pérdidas accidentales son debidas a variaciones de velocidad (inundación o restringimiento de la sección, embocaduras o desembocaduras, conjunto de válvulas, etc.) y cambio de la dirección (curvas, codos, etc.). Para el cálculo de las pérdidas de carga generalmente se recurre a gráficos y/o tablas fácilmente reperibles en buenos libros de hidráulica o de instalaciones de elevación.
Mientras Hm, Ha, Hg generalmente permanecen constantes con el valor del caudal, las pérdidas de carga Hp aumentan con el aumento del caudal según una ley más o menos cuadrática: por lo tanto resulta que incluso el valor de Hi aumenta al aumentar el caudal.
Si en un diagrama cartesiano se reportan los valores de Hi en función del caudal, se obtiene la llamada "línea de la resistencia total o curva característica de la instalación" (figura 4). Generalmente la curva característica de la instalación se traza uniendo cierto número de puntos de coordenadas (Q, Hi) teniendo presente que, como ya se ha dicho, al variar Q varía sólo el término Hp.

Figura 3 - Algunos ejemplos de instalación con indicación del desnivel geodésico.
.

Figura 4 - Curva característica de la instalación.


Si en un mismo diagrama cartesiano se reportan las curvas características de determinada instalación y de determinada bomba, se encuentra un punto de intersección entre las dos curvas que define el punto de trabajo de esa bomba en esa instalación (figura 5).

 

Figura 5 - Punto de trabajo de una bomba.

Por esta breve descripción podemos ya deducir que el punto de trabajo no depende solo de las características de la bomba, sino que también es función del tipo de instalación en la cual se introduce la bomba misma: es suficiente maniobrar una válvula puesta en la salida de la bomba, variando así las pérdidas de carga allì ubicadas o variar el nivel del líquido en la cisterna de aspiración o de salida, cambiando así el desnivel geodésico Hg para desplazar el punto de trabajo en correspondencia de un caudal distinto.

 

Dimensiones y disposiciones de tuberias
Dimensiones y disposiciones de tuberias y piezas especiales

Dimensiones y disposiciones de tuberias y piezas especiales

1) Los diámetros nominales de las boquillas de las bombas no dan ninguna referencia para establecer los diámetros de las tuberías aspirantes e impelentes.
Para tuberías impelentes de limitada longitud, la velocidad del flujo y el caudal pueden establecerse según la siguiente tabla (valores aproximativos y orientativos):

diámetro interno (mm) 25 32 40 50 65 80 100 150 200

velocidad flujo  (m/s)

1,4

1,4

1,5

1,6

1,7

1,8 1,9 2,0 2,1

caudal (m3/h)

2,5

4,1

7

11

20

33 54 127 237

Para tuberías impelentes de gran longitud (y por lo tanto correspondientes a instalaciones de bombeo de elevada potencia), el diámetro se escoge en base a criterios técnicos y económicos al mismo tiempo.
Conviene que la conducción impelente disponga de una válvula de retención y de una válvula de registro. La primera colocada aguas arriba de la segunda de modo que pueda ser inspeccionada y eventualmente sustituida sin vaciar la conducción permanente, debe proteger a la bomba del golpe de ariete y debe impedir la escorrentía invertida a través del rodete en caso de parada improvisa del grupo. En cambio, la válvula de registro se usa para variar el caudal elevado por la máquina y por lo tanto sirve para satisfacer las exigencias de los usuarios.

2) La tubería de aspiración requiere una atención mayor que la tubería impelente puesto que una instalación errada o un mal dimensionamiento pueden dar lugar a serios inconvenientes (en primer lugar la cavitación con todos los problemas derivados).
Para garantizar las mejores y las más eficientes condiciones en aspiración, esta tubería debe ser lo más breve posible, vertical o en subida hacia la bomba (en modo de evitar bolsas de aire que podrían causar el descebado de la bomba misma), sin estrangulaciones ni bruscas variaciones de dirección.
A lo largo del desarrollo de la conducción de aspiración no debe haber, salvo casos particulares de instalaciones complejas, válvulas de ningún tipo a excepción de la válvula de fondo montada al extremo, sumergida en la tubería aspirante misma; en el caso de bombas autocebantes tipo Jet, la válvula puede ser sustituida por una válvula de retención montada directamente en la boquilla aspirante.
Además es necesario tener presente que, para garantizar la aspiración del líquido a elevarse, la conducción debe ser de cierre hermético, especialmente si tiene un alto nivel geodésico en aspiración. Al mismo tiempo no debe presentar puntos elevados en los cuales recoger el aire y/o gas disueltos en el líquido con consiguiente interrupción del flujo: por lo tanto conviene realizar empalmes embridados o roscados, desechando las soluciones que prevén uniones en tulipa o en campana, cuya estanqueidad a menudo no es perfecta.
Para evitar la formación de vórtices y que por consiguiente junto con el líquido a elevarse sea aspirado también aire, es necesario que la sección de ingreso de la conducción de aspiración esté situada por debajo de la superficie libre de aspiración, una altura equivalente de 0,4 a 1 m según las dimensiones de la instalación.
Para tuberías cortas se pueden escoger los valores de velocidad del flujo y del caudal arriba indicados, multiplicándolos por 0,8: en todo caso, el diámetro interno no debe ser inferior al diámetro de la boquilla aspirante de la bomba.

3) En lo posible, toda bomba debiera tener una propia tubería aspirante de modo que pueda ser fácilmente excluida de la instalación en caso de necesidad e incluso para no hacer entrar aire en el colector aspirante a través de una bomba parada. Si se debe proyectar una tubería aspirante única para varias bombas, es necesario eliminar las válvulas de retención impelentes y montarlas en las boquillas aspirantes.

4) Las piezas especiales como curvas, codos, derivaciones y racores, etc., y complementos de válvulas en general, debieran usarse exclusivamente solo si fabricados en modo adecuado: para una profundización sobre la materia, consúltese un buen libro de hidráulica o de instalaciones de elevación. En todo caso, es necesario tener presente que:

  1. los empalmes deben hacerse con esmero para evitar retornos de aire y para evitar que las guarniciones no reduzcan la sección útil de pasaje de las tuberías aumentando la resistencia;
  2. para parcializar el caudal es necesario actuar solo en las compuertas dispuestas en la tubería impelente, en ningún caso en las de aspiración.
Motores eléctricos

Normalmente las electrobombas tienen motores eléctricos de tipo a inducción de 2 ó 4 polos; todas las electrobombas Pentax son accionadas por un motor de inducción con rotor en cortocircuito (a jaula de ardilla), del tipo cerrado y autoventilado, apto para el servicio continuo, a 2 polos. Características peculiares de estos motores son la simplicidad y la seguridad de funcionamiento, la elevada robustez y la economía. Pueden ser de tipo trifásico o, para potencias limitadas (más o menos inferiores a 3 Hp), incluso monofásicos; por lo general estos últimos son fabricados con condensador permanente incorporado.

Las características de un motor eléctrico son:

  1. potencia nominal y corriente nominal;
  2. tensión y frecuencia nominales;
  3. f.d.p.;
  4. velocidad;
  5. tipo de servicio;
  6. clase de aislamiento;
  7. grado de protección.
Potencia y corriente nominales

La potencia nominal de un motor eléctrico es la potencia mecánica disponible en el eje: se expresa en Watt (W) o en caballos vapor (1 Hp = 745.7 W) o en caballo vapor métrico (1 CV = 736 W); por comodidad se suele poner 1 CV = 1 Hp = 750 W.


La corriente nominal es la corriente absorbida por el motor cuando, alimentado a tensión y frecuencia nominal, suministra la potencia nominal.
La potencia nominal se aleja de la absorbida en razón de la rendición del motor. Debe tenerse siempre presente que la potencia, o la corriente nominal caracteriza un punto de funcionamiento del motor bien determinado: el nominal. La efectiva potencia o corriente absorbida por el motor eléctrico de arrastre de una electrobomba depende del punto de trabajo de la electrobomba misma: para bombas centrífugas por ejemplo, cuanto más elevado es el caudal, mayor es la potencia absorbida.


Por problemas de sobrecalentamiento, y a menudo para evitar también el fenómeno de la cavitación, es fundamental utilizar toda electrobomba dentro de los límites indicados por el fabricante, sólo de este modo podemos estar seguros de no comprometer la eficiente funcionalidad y la duración prolongada de la máquina.

Tension y frecuencia nominales

La tensión nominal es la tensión concatenada, o sea entre dos fases, a los bornes del motor a la potencia nominal. Para el dimensionamiento de la máquina el proyectista tiene en consideración su valor: para un funcionamiento correcto del motor, y así pues de la electrobomba, es necesario que la tensión de la red eléctrica de alimentación no se separe mucho de este valor: la norma internacional al respecto impone que los aparatos a motor estén en condiciones de suministrar su potencia nominal y por lo tanto funcionar correctamente, cuando estén alimentados a una tensión que pueda variar dentro de ± 5% (6%) del valor nominal.
En el caso en que en determinado país la tensión de la red de distribución eléctrica variase dentro de amplios márgenes alrededor de un valor nominal, conviene avisar al fabricante el cual puede incluso evaluar si proyectar un motor apropiado con características particulares.
Otros datos importantes que siempre deben figurar en la placa de la máquina son la frecuencia nominal - generalmente 50 ó 60 Hz - y el número de fase: generalmente se tienen motores asincrónicos monofásicos o trifásicos. Como precedentemente especificado, los motores a inducción monofásica casi siempre son de tipo a condensador permanente incorporado: en este caso en la placa se encontrará el valor de la capacidad del condensador y el de la tensión máxima que puede soportar.

Factor de potencia

El factor de potencia (f.d.p.) o cos f, generalmente no conocido o no considerado por quienes no son técnicos, indica el desfasaje entre los vectores representativos de la tensión, a los bornes del motor y de la corriente absorbida por ésta. Es un parámetro muy importante para un motor asincrónico puesto que, junto con el rendimiento, es un índice de la calidad del motor: su valor es tanto más elevado cuanto "mejor" haya hecho el dimensionamiento el proyectista, sin especular excesivamente en el costo (usar chapas finas y de calidad, abundar en las dimensiones del paquete y del número de conductores del bobinado, etc.).


Además debe considerarse que en los distintos países el ente que administra la distribución de la energía eléctrica impone al usuario un valor mínimo de f.d.p.: para valores inferiores a este límite el usuario debe pagar un aumento por la energía consumida. El ente de distribución mismo tiene además la facultad de obtener que el usuario modifique sus instalaciones para regresar el f.d.p. a un valor no inferior al límite impuesto: cuanto menor es el f.d.p. de una instalación, mayor es el gasto que se debe sostener para regresarlo al valor mínimo impuesto (o como se dice en términos técnicos, para corregir el factor de potencia de la instalación).

Velocidad

Véase el párrafo sobre la velocidad de la bomba.

Tipo de servicio

Por servicio de cualquier máquina se entiende la carga a la cual la máquina misma es sometida, incluyendo (si aplicables) los períodos de arranque, frenado eléctrico, funcionamiento en vacío, reposo, además de su duración y la secuencia en el tiempo. Sin detenernos en la descripción de los varios tipos de servicio definidos por la normativa (continuo, de duración limitada, intermitente, etc.) conviene simplemente subrayar que toda electrobomba Pentax es accionada por un motor a inducción, monofásico o trifásico según el modelo, tipo cerrado y autoventilado, apto para el servicio continuo, o sea, en condiciones de suministrar sin interrupciones los funcionamientos declarados en la placa.

Clase de aislamiento

Un dieléctrico, durante el funcionamiento, se va degradando poco a poco, o sea, va perdiendo su capacidad de desempeñar la función para la cual se utiliza. Por lo tanto se habla de duración de vida de un aislante, término que se propone indicar el tiempo durante el cual las propiedades del aislante se mantienen en valores preestablecidos de modo que está en condiciones de desempeñar las funciones para las cuales está destinado.


La duración de los materiales utilizados para el aislamiento de las máquinas eléctricas depende de numerosos factores de naturaleza térmica, química, mecánica y eléctrica. Entre éstos, los más importantes son las solicitaciones térmica y eléctrica.


En lo que se refiere a las máquinas, el valor de la temperatura de funcionamiento es de gran importancia puesto que de ésta depende la duración de la funcionalidad eficiente. En efecto, aunque cada uno de los aislantes tiene una temperatura límite de funcionamiento que no debe superarse en ningún caso, la duración de su eficiencia es mayor cuanto menor sea la temperatura a la cual trabajan.


Sobre la base de estos conceptos, los materiales aislantes sólidos se dividen en clases convencionalmente identificadas por una letra y contramarcadas por la máxima temperatura durante el ejercicio.


Las clases de aislamiento más difundidas y las respectivas temperaturas máximas son las siguientes:

clase de aislamiento A E B F H

temperatura límite (°C)

105

120

130

155

180

Como a paridad de potencia la temperatura de las varias piezas de una máquina eléctrica depende de la temperatura ambiental, la normativa internacional habla más frecuentemente no de temperatura límite, sino de máxima sobretemperatura admisible con respecto a la temperatura ambiente. Más precisamente, en relación con las máquinas eléctricas, se define una temperatura ambiente convencional y se fijan los límites para las sobretemperaturas de los bobinados en base a la clase de aislamiento adoptada.


La Norma IEC 335-1 / 335-2-41 relativa a las bombas eléctricas de uso doméstico y similares fija una temperatura ambiente de 25 °C (que ocasionalmente puede alcanzar los 35 °C) y define los siguientes límites para las sobretemperaturas de los bobinados:

 

clase de aislamiento A E B F H

temperatura límite (°C)

75

90

95

115

140

La norma IEC 34-1 relativa a las máquinas eléctricas rotantes, y por lo tanto válida para los motores eléctricos, establece una temperatura ambiente convencional equivalente a 40 °C y define los siguientes límites para las sobretemperaturas de los bobinados:

clase de aislamiento A E B F H

temperatura límite (°C)

60(65)

75

80(85)

105(110)

125(130)

Los valores entre paréntesis corresponden a máquinas de potencia inferior a 600 W.

En definitiva, se puede sintetizar afirmando que la clase de aislamiento de determinado motor eléctrico es indicativa de la máxima sobretemperatura alcanzable con respecto a la temperatura ambiental de los bobinados del motor mismo: un elevado valor de sobretemperatura admisible denota un empleo de material aislante "de calidad" en la fabricación de la máquina y la hace utilizable en instalaciones particularmente gravosas.

Según las dimensiones del motor, las electrobombas Pentax son accionadas por motores eléctricos con aislamiento de clase B o F.

 

Grado de protección

Como las demás máquinas rotantes, también los motores eléctricos - y por consiguiente las electrobombas - resultan clasificados según el sistema de cierre, o sea según la protección contra la entrada de cuerpos sólidos y líquidos.
El grado de protección de las envolturas de las máquinas eléctricas rotantes se define por la Norma con la sigla IP (International Protection) más dos cifras, eventualmente (o a discreción del fabricante) por una o dos letras. Como se sintetiza en la figura 6, cada posición del código tiene un valor.

Figura 6 - Estructura del código IP según la normativa internacional. La letra "X" sustituye una u otra o ambas cifras cuando éstas no son requeridas o, en el ámbito de un texto, resultan no influyentes para el argumento tratado.

- La primera cifra característica integra en si una indicación doble:
a) protección de las personas, contra el acceso a partes peligrosas, o sea, piezas eléctricamente activas o piezas mecánicas en movimiento;
b) protección de la máquina contra la penetración de cuerpos extraños.
Las cifras indican progresivamente los grados de protección cada vez más altos. Queda además entendido que una máquina por ejemplo con grado 4 es conforme también con grados de protección inferiores (de 0 a 3).
- La segunda cifra característica indica en cambio la protección contra la penetración dañina del agua.
- La letra adicional designa el nivel de inaccesibilidad de la carcasa de la máquina a los dedos de la mano o a objetos asidos por una persona; esta letra denota pues una función puramente antinfortunística y debe ser utilizada sólo si la protección contra el acceso es superior a aquélla definida con la primera cifra característica.
- La letra suplementaria tiene el fin de indicar condiciones particulares que tienen que ver con la tipología o con el uso de la máquina.

Todas las electrobombas Pentax se caracterizan por un grado de protección IP44, o sea que están protegidas contra el acceso a partes peligrosas, de un hilo o de cuerpos sólidos con dimensiones mayores o iguales a 1 mm (1ª cifra), además que contra las salpicaduras de agua provenientes de cualquier dirección (2ª cifra).

Las mejores soluciones para el desplazamiento del agua y de los fluidos en el sector industrial y doméstico, en todo el mundo.
Viale dell'industria 1
37040 Veronella (VR)
Italia
t. +39 0442 489 500
f. +39 0442 489 510